El Gym y el Ñam

Balancea tu dieta con ejercicio














Usualmente cuando empezamos a hacer ejercicio, no sabemos qué rutina realizar para obtener los resultados que queremos, o aún más común, no sabemos qué alimentación debemos llevar para lograr nuestras metas. Si ya eres un conocedor de este mundo “fitness”, entonces no será algo nuevo para ti, sin embargo habrá uno que otro novato por ahí que pueda necesitar algunos consejos.

En esos casos de principiante, lo más recomendable sería lo que muchas personas hacen: recurrir a especialistas y profesionales (nutriólogos, entrenadores personales…) que te guíen en este proceso de adaptación a las necesidades de tu cuerpo, sin embargo también puedes consultar con tus conocidos, hacer una buena investigación en internet y experimentar. En esta ocasión te aconsejaremos sobre cómo balancear el ejercicio con una buena dieta.


Antes de: sabemos que el cuerpo absorbe la comida que consumimos para convertirla en energía, nutrientes, etc.; bueno, al menos así debería ser. Por esto es importante recordar que antes de hacer ejercicio necesitas un combustible que le facilite a tu cuerpo el movimiento. Es recomendable ingerir carbohidratos complejos que encuentras en pastas, legumbres, arroz o fruta; estos se deben ingerir dos horas antes de tu actividad. Si no es posible y el ejercicio lo realizas a primera hora del día, mejor ingiere carbohidratos simples como un yogurt (griego de preferencia), cereal con leche, avena, incluso algún suplemento alimenticio siempre y cuando conozcas su contenido.
Durante: al estar enfocado tu cuerpo en realizar cierto ejercicio adecuadamente, lo mejor es evitar comer durante el mismo ya que la sangre se concentra en el proceso de digestión en vez de ayudar también al movimiento, lo que puede incluso provocar malestares estomacales. A menos que tus entrenamientos sean tan intensos como los de un ciclista o un maratonista, lo aconsejable es nada más hidratarte mientras te ejercitas. Una buena hidratación es fundamental para el correcto funcionamiento del cerebro ¡Imagínate para hacer ejercicio! Beber de medio a un litro de agua con rutinas de hasta 60 minutos y si éstas son más intensas o prolongadas puedes recurrir a bebidas deportivas hidratantes con 6-8 gr/100 ml de carbohidratos y electrolitos, entre ellos el sodio.
Después de: el cuerpo necesita recuperarse después de un desgaste físico por lo que es importante que lo ayudes a través de proteínas y sí, otra vez carbohidratos. Éstos evitarán un estado de cansancio e incluso disminuirán el posible dolor del día siguiente. Puedes comer pasta, una porción de fruta, productos de origen animal (pollo, carne, leche, huevo), verduras y vegetales (ensalada).
Recuerda que la cantidad de alimento que consumas dependerá de tu desgaste físico. No te preocupes si de repente empiezas a comer mucho, es normal. Por el contrario, dejar de comer para mejorar físicamente es un mito. Sí debes evitar alimentos que contengan muchas azúcares o grasas, eso lo sabemos pues es cuestión de salud principalmente, pero si sabes qué y cómo convertir lo que comes en algo positivo, entonces tendrás una vida balanceada.


CNN en Español. (2012) Qué comer y beber antes y después de hacer ejercicio. Recuperado de http://cnnespanol.cnn.com/2012/07/30/que-comer-y-beber-antes-y-despues-de-hacer-ejercicio/#0
BBC Mundo. (2016) ¿Qué debemos comer antes y después de hacer ejercicio? Recuperado de
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160420_deportes_fitness_alimentacion_antes_despues_ejercicio_amv



¡SÍGUENOS!
      

Chemicals Distributor in Mexico

Comentarios

Entradas populares