Grandes de grandes


Sabemos que en el mundo científico se realizan constantemente investigaciones y con “suerte”, uno que otro descubrimiento, todo esto gracias a dedicados científicos quienes arduamente laboran para obtener cada vez más conocimientos sobre el inmenso mundo que nos rodea.

A lo largo de su historia, México ha hecho grandes aportaciones a diferentes ramas de la ciencia, y la química no se queda atrás. Aunque algunos son más antiguos que otros, los siguientes cuatro personajes con sus descubrimientos, tuvieron un gran impacto no solo en la ciencia, sino también en nuestra vida cotidiana.

Empecemos por Andrés Manuel del Río Fernández (1764-1849). A pesar de que es originario de España, su labor científica la realizó por toda Europa y mayormente como docente en la “Nueva España”, así es, México. En 1801, el científico y naturalista encontró un nuevo elemento en muestras minerales procedentes del estado de Hidalgo, al cual nombró “Eritronio”. Colaboró con reconocidos personajes como Alexander Von Humboldt y Hippolyte V. Collet-Descotils para aclarar su descubrimiento; sin embargo fue hasta 1830 que el químico sueco, Nils Gabriel Sefström, lo redescubrió y le asignó el nombre actual de “Vanadio”. Éste se utiliza principalmente en aleaciones con minerales, carbones, petróleos y acero para aumentar su resistencia, por lo que puede estar presente en muelles, resortes, piezas de motor, mecanismos de transmisión, revelaciones fotográficas, vidrios e incluso como activo en algunas enzimas.
La siguiente aportación fue a cargo de Luis Ernesto Miramontes Cárdenas (1925-2004). Químico nayaritense por la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien laboraba en la industria esteroidal de México, específicamente en la empresa Syntex. En 1951, junto con sus directivos, logró sintetizar la famosa sustancia “19−noretisterona” en lo que conocemos actualmente como píldora anticonceptiva. Dicho activo de origen mexicano, es el más similar a la hormona progesterona en sus propiedades anticonceptivas, por lo que el cuerpo no distingue realmente la diferencia y cumple con la misma función de detener la ovulación de la mujer. Este logro revolucionó la historia del hombre, influyendo incluso en el movimiento social de la liberación femenina en el siglo XX, llevando a Miramontes a ser reconocido internacionalmente como uno de los investigadores y químicos más importantes.
En el tercer descubrimiento tenemos a Francisco Gonzalo Bolívar Zapata (1948). Profesor e investigador igualmente de la UNAM quien se especializó principalmente en ingeniería genética, biotecnología y biología molecular, particularmente en el aislamiento, caracterización y manipulación de genes en microorganismos. Perteneció a un grupo de investigadores en San Francisco, EUA, quienes en 1977 encontraron una forma de optimizar e incrementar la producción a nivel industrial de proteínas idénticas a las humanas: síntesis por bacterias. Se enfocaron principalmente en la hormona que regula la glucosa en nuestra sangre y, por ende, controla la diabetes: la insulina. El Dr. en Química también ha sido reconocido internacionalmente, contando con cientos de publicaciones en revistas y libros.
Por último, pero no menos importante, está José Mario Molina-Pasquel Henríquez, conocido como Mario Molina (1943). El Ingeniero Químico por la UNAM, colaboró con el holandés Paul J. Crutzen y el estadounidense Frank Sherwood Rowland en investigaciones sobre el ozono (O3), en las cuales encontraron que la capa estratosférica se forma y destruye por una misma causa: la radiación ultravioleta, funcionando entonces la Capa de Ozono como un filtro que protege la superficie terrestre del contacto directo con dicha radiación. Esto los llevó a descubrir cuáles son los agentes que dañan ese proceso de equilibrio, siendo los gases clorofluorocarbonados principal razón de la rápida degradación de la membrana, provocando lo que conocemos como “agujero de la Capa de Ozono”. Este hallazgo los hizo merecedores del Premio Nobel de Química en 1995, convirtiendo a Molina en el primer y único mexicano, hasta el momento, en recibir este galardón.

Facultad de Química, UNAM. Los cuatro grandes de la química mexicana. Recuperado de http://www.revista.unam.mx/vol.12/num9/art81/#up
Franco, F. (2011). Importantes aportaciones de químicos mexicanos al conocimiento mundial. Recuperado de
https://ferminfranco.wordpress.com/2011/12/01/importantes-aportaciones-de-quimicos-mexicanos-al-conocimiento-mundial/


¡SÍGUENOS!
      


Chemicals Distributor in Mexico

Comentarios

Entradas populares