Disfruta tu trabajo



Muchas personas despiertan todos los días sin la suficiente motivación de ir a su trabajo o con solo pensar que tienen que ir a laborar empiezan a sufrir cierta ansiedad, ¿y esto por qué es ocasionado? Porque esas personas no disfrutan realmente las actividades que realizan o por el ambiente en el que se desenvuelven.

Si estás atravesando estas mismas situaciones o algo similar, y sientes que en estos momentos no te encuentras en la mejor posición para hacer cambios radicales en tu vida, ten en mente que siempre puedes hacer algo para mejorar tu estado de ánimo y sentirte más cómodo en tu lugar de trabajo. Estas pequeñas acciones te pueden ayudar:

Busca el significado: te puede sonar muy ambiguo pero lo que puedes hacer es escribir cuáles son las actividades que más te gusta realizar y también en las que te sientes perdido, las que de plano no te agradan. Con esto, puedes pensar en cómo el trabajo que tú estás llevando a cabo ayuda a tu equipo y a tu empresa a alcanzar sus objetivos. Si tienes problema en esta parte, regresa a tu lista, incluso puedes platicarlo con tu jefe o algún compañero.
Apoya a tu equipo: aunque la mayoría del tiempo realices actividades por ti mismo, es natural que en algún momento establezcas contacto  con las personas que te rodean, sean 2 o 20, nunca está demás conocerlas y apoyarlas cuando lo necesiten. El trabajo en equipo, ese espíritu de colaboración por desarrollar un proyecto y conseguir un objetivo en común te ayudarán a sentirte parte de, haciendo tus labores más llevaderas.

Desarrolla tus habilidades: la rutina nos lleva a encasillarnos en las mismas actividades y por ende nuestras habilidades también tienden a estancarse de cierta manera. Piensa en algunas actividades fuera de las establecidas que puedan ayudarte a desarrollarlas, tales como buscar nuevas tareas que te ayuden a mejorar las que ya realizas, tratar de apoyar a otros equipos de trabajo e incluso tomando clases de un tema de tu interés.
Reflexiona: sabemos que las buenas energías se contagian, pero también las malas, las actitudes y estados de ánimo de los demás pueden afectarte a ti y viceversa. Trata de analizar tus acciones y actitudes, piensa en soluciones, en cómo puedes ayudar a mejorar el ambiente en el que convives todos los días ya que todo será un impacto recíproco entre ti y tus compañeros de trabajo.

Recuerda el por qué: teniendo en cuenta todos los puntos anteriores siempre trata de tener presente el por qué haces tal o cual cosa, desde apoyar en tu casa, cubrir tus gastos o adquirir experiencia. También puede parecer un tanto ambiguo pero es nuestro principal motor para alcanzar nuestros objetivos, tanto personales como laborales.

Haaff, Brian. (2018). How to find meaning at work-even when your job feels miserable. Recuperado de https://www.thriveglobal.com/stories/21378-how-to-find-meaning-at-work-even-when-your-job-feels-miserable


¡SÍGUENOS!
     

Chemicals distributor in Mexico

Comentarios

Entradas populares